test

¿Qué es el IRPF? Guía completa para autónomos y novatos

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, conocido comúnmente como IRPF es uno de los impuestos más importantes del sistema tributario español. Este impuesto están obligados a pagarlo todas las personas físicas que residen en España, sea cual sea su nacionalidad.
 
La finalidad de este impuesto es, como otros tipos de impuestos, el sostenimiento del sistema tributario español y de gasto público. Por ello, los autónomos no están exentos del pago de este impuesto.

¿Qué es el IRPF?

Bien, para entender el funcionamiento de este impuesto tenemos que tener una cosa clara, es un impuesto sobre las ganancias de los trabajadores. Lo pagamos mes a mes con las retenciones que se producen en nuestras nóminas.

Con esto nos pueden pasar dos cosas: que hayamos pagado más de lo que nos corresponde y a la hora de hacer la declaración nos salga a devolver, o que hayamos pagado menos de lo que nos corresponde y nos salga a pagar.

Estamos ante un impuesto progresivo, esto quiere decir que se va a adaptar a las condiciones personales y familiares de cada persona. Esto quiere decir que el que más cobre, más impuesto va a pagar, el que más carga familiar tenga, menos va a pagar ya que existe una desgravación en el IRPF, al igual que para personas discapacitadas.

¿Qué tributa en el IRPF?

Ya sabemos lo que es, ahora te vamos a mostrar que elementos son los que tributan y los que desgravan. Son estos cinco:

Dentro del impuesto hay una serie de rentas que están exentas de ser tributadas. A continuación, te mostramos unos ejemplos de lo que no irá en el IRPF.

IRPF y Autónomos ¿Por qué es tan importante?

Muchas personas desconocen que el mundo del autónomo es diferente al del resto de trabajadores. Los autónomos también pagan impuestos, en este caso el IRPF, ya que como bien sabemos afectan a todas las personas fijas.

Es un impuesto progresivo; a mayor renta, más se tiene que pagar. Para ello hacienda realiza un cálculo con porcentajes para saber cuánto vas a pagar. Hacienda cálculo que durante el año 2019 la contribución de un autónomo sería del 15%. Esto nos viene a decir que vas a tener que pagar un 15% de lo que ganes durante ese trimestre.

Novedades en el IRPF para autónomos

Debes de presentar tus declaraciones trimestralmente por vía telemática, por internet.

Los profesionales que estén por cuenta propia pueden elegir libremente la cantidad por la que van a cotizar la Seguridad Social.

Desde el 2014 si eres un autónomo con una renta de hasta 15.000 euros, tributarán el IRPF un 15% en vez de un 21%.

Si te has dado de alta como nuevo autónomo y no has tenido el año anterior ninguna actividad, los tres primeros años aplicarás e 7%.

¿Cómo se aplica el IRPF en una factura?

Para aplicar las facturas siendo autónomo tienes que tener en cuenta que tienes que aplicar la retención directamente en tus facturas. Esto es así porque dependiendo de lo que hayas facturado pagarás una cantidad distinta.

Cuando vayas a tributar se te retendrá el dinero de la factura para ingresarlo a hacienda. Tienes que saber que durante los 3 primero años que estés dado de alta como autónomo se te aplicará el 7%.

 A continuación, te presentamos un ejemplo. Si facturas 1.000 euros, percibirás para ti 930 por estar tributando él 3%. Si eres un autónomo de más de 3 años, lo que percibirás serán 850 porque tributarán el 15%.

Diferencias entre el IVA, IGIC e IRPF

Como autónomo seguramente habrás escuchado en qué se diferencian y cómo repercute a la hora de realizar la factura. El IVA (impuesto sobre el valor añadido) es el más importante dentro de los impuestos indirectos que repercuten en lo que consumimos diariamente. Como autónomo debes de incluirlo siempre en tu factura. Ahora pasaremos a ver las diferencias con el IRPF:

¿Cómo se liquida el IRPF?

Para poder liquidar deberás de hacerlo por medio del modelo 131. Se trata de una declaración trimestral del beneficio económico que hayas percibido si tu estimación es objetiva. Este régimen se le aplicará exclusivamente a empresarios y profesionales.

En el caso de que estemos ante una estimación normal tendrás que usar el modelo 130 para liquidar el IRPF. La diferencia entre uno y otro radica principalmente en el tipo de régimen que estés acogido y las características de autónomo que tengas.

Si sigues la estimación directa normal tendrás que cumplir una serie de requisitos. Tu actividad como autónomo no puede estar suscrita a otros regímenes. Si el pasado año tú cifra de ganancias por el desarrollo de tus actividades no ha superado los 600.000 euros, tendrías que renunciar a la estimación simplificada directa.

Esta otra estimación es una opción para autónomos que también se declara bajo el modelo 130. Para ello debes de cumplir los mismos requisitos que para la estimación directa normal, añadiendo que no hayas realizado ninguna actividad que esté recogida dentro de la estimación directa normal.

¿Cuáles son los tramos de IRPF en 2019?

Para que por ti mismo puedas identificar el tipo de gravamen que se aplicará a la declaración tienes que tener en cuenta los ingresos. Los índices de porcentajes de retención se conocen como tramos.

Estos tramos de pueden variar cada año. Por este motivo, se realizan una serie de cuotas cada año para establecer la retención de IRPF que corresponde. Para el año 2019 se establecieron 5 tramos.

Debemos de tener en cuenta que estos tramos están sujetos a variaciones por parte de la legislación

Hemos realizado un breve repaso de lo que supone el IRPF para los autónomos y su incidencia en las facturas. Hay ciertos aspectos que tienes que tener en cuenta para que todo lo que hagas esté dentro de la legalidad y así no tener problemas con Hacienda. Si sigues al pie de la letra nuestras explicaciones no tendrás ningún problema.

Comparte esta noticia en tus redes