como sacar una hipoteca sin aval

Cómo conseguir una hipoteca sin aval bancario

Hace unos días estuve viendo un artículo en el que se recomendaba a los autónomos que querían conseguir una hipoteca que podían hacer dicha tramitación sin necesidad de recurrir a un aval bancario.

El motivo de esto es que con este sistema se consigue una mayor cantidad de financiación y por lo tanto menor cantidad de intereses a pagar. Es una buena opción si se está empezando o se quiere empezar con algo nuevo pero que no financie un banco.

¿Qué es el aval bancario?

El término aval bancario puede ser un poco nebuloso y confuso de entender. En resumen, el aval es un tipo de depósito que se puede pedir a una persona o empresa antes de recibir un préstamo o realizar una compra importante.

Este depósito sirve como garantía de que la persona o la empresa realizará efectivamente el trabajo o fijará la cantidad requerida. El tipo de depósito que suelen exigir los bancos varía en función de la cantidad solicitada y de las características individuales del cliente.

Por ejemplo, los promotores pueden exigir depósitos más elevados para los grandes proyectos de construcción que los propietarios de viviendas para las reformas.

Además, pueden exigirse depósitos cada vez mayores a medida que el proyecto avanza y las obras se completan. Esto se hace para proteger al prestamista en caso de que el proyecto no termine como se esperaba o si la persona o empresa no cumple los términos del contrato. 

En última instancia, el aval está ahí para ayudar a garantizar que un proyecto avance en el tiempo previsto y que se cumplan los términos del contrato.

¿Qué necesito para una hipoteca sin aval?

Una hipoteca sin aval es uno de los instrumentos financieros que se usa habitualmente para la adquisición de una vivienda. Este tipo de hipoteca no está sujeta a ningún tipo de aval personal, y por esta razón no se requiere de ningún tipo de crédito.

En general, la compra de una vivienda sin aval se realiza principalmente para ahorrar tiempo y dinero. De hecho, la mayoría de las hipotecas sin aval tienen un plazo de pago más limitado o son totalmente pagadas en un periodo mucho menor que un año.

Además, hay muchas otras ventajas para comprar una vivienda sin aval, como la facilidad de salida en caso de que uno tiene que mudarse rápidamente.

Sin embargo, siempre es importante tomar en cuenta los riesgos inherentes a este tipo de hipoteca, pues si las condiciones cambian demasiado o si uno no puede pagar, puede estar aún más acabado que si hubiera requerido un aval.

Sea como fuere, para conseguir una hipoteca sin aval hay se suelen tener en cuenta los siguientes factores:

Comparte esta noticia en tus redes