como obtener una hipoteca sin tener una nomina

Cómo obtener una hipoteca sin tener una nómina

Hace poco más publicamos un artículo sobre cómo conseguir una hipoteca siendo autónomo.

En esta nueva entrada vamos a recomendar unos pasos para poder conseguir una sin tener nómina.

Esta situación es bastante común entre los trabajadores por cuenta propia y pequeñas y medianas empresas, así que si es tu caso te interesa.

¿Por qué los bancos piden la nómina para conceder una hipoteca?

Hipoteca sin nómina es una modalidad de financiación urbana que está creciendo rápidamente en Europa. Esta técnica se usa para conceder una hipoteca a los ciudadanos que no pueden obtener una nómina desde su empleador.

Los bancos pueden usar distintos métodos para evaluar la nómina de los clientes, incluyendo el número de beneficiarios, el tipo de empleo del beneficiario, y otros datos.

Al usar la nómina para evaluar los proyectos de hipoteca, los bancos obtienen un gran conocimiento sobre la solvencia de sus clientes y pueden ofrecer más opciones de crédito a las personas que realmente necesitan.

Sin embargo, para algunos ciudadanos, la nómina no es suficiente para recibir un crédito hipotecario.

Por ejemplo, ciudadanos que han perdido el empleo o cambiado de área geográfica pueden no acceder a las mismas.

¿Se puede conseguir una hipoteca sin nómina?

En primer lugar, la mayoría de bancos exige un certificado de nómina para hacer una hipoteca a corto plazo.

Sin embargo, algunos bancos también permiten hacer hipotecas sin nómina a largo plazo bajo ciertas condiciones.

Además, si uno está interesado en realizar una hipoteca sin nómina, puede acudir a una entidad especializada que puede proveer el servicio.

Por ejemplo, en algunos casos, es posible conseguir una hipoteca sin nómina a través de ahorrillos o préstamos de empleadores.

De todas maneras, la respuesta a la pregunta es sí: es 100% posible.

¿Puede un autónomo pedir una hipoteca sin nómina?

Los trabajadores autónomos son un gran ejemplo de personas que tienen ingresos, pero que no tienen nómina.

En este caso, lo más común es que los bancos soliciten una documentación de la hipoteca alternativa, pero que, igualmente, permite corroborar que la situación y estabilidad laboral del trabajador por cuenta propia es proclive a la concesión del préstamo.

Por ejemplo, la declaración de la renta, las declaraciones trimestrales de IVA e IRPF o el alta en el régimen de autónomos.

De hecho, muchos bancos cuentan con productos específicos para este colectivo, tal y como son las hipotecas para autónomos.

Comparte esta noticia en tus redes