gastos de dificil justificacion

Qué son los gastos de difícil justificación y cuántos hay

Si eres autónomo, probablemente hayas oído hablar alguna vez de los gastos de difícil justificación. Por eso, a continuación te explicaremos qué son, cuáles son los más comunes, cómo funcionan, cómo aplicar la reducción y mucho más.

Qué son los gastos de difícil justificación

Se trata de los gastos realizados para llevar a cabo tu profesión, pero que es complicado relacionar completamente a tu actividad como autónomo, ya que Hacienda puede estimar que son debidos a un uso personal y no profesional.

Algunos ejemplos son los siguientes:

Una de las razones por las que Hacienda puede hacer una inspección es la deducción indebida de dichos gastos. Eso sí, hay algunos difíciles de justificar.

Sin embargo, si se demuestra que se han realizado para llevar a cabo la actividad profesional, y no por otros motivos, se puede deducir el 5%.

Condiciones y requerimientos para aplicar la reducción

No todos los trabajadores por cuenta propia se pueden beneficiar de esta reducción automática del 5%. Para ello hay que cumplir lo siguiente:

NOTA: si no sabes si estás registrado en el régimen de estimación directa deberás ver si la casilla 609 del Modelo 037 o 036 de tu Alta en Autónomo está marcada.

Cómo funciona y cómo se calcula la reducción del 5%

Lo primero es calcular el importe que supone aplicar un 5% al beneficio de la actividad. A dicho importe hay que añadir los gastos que se derivan de tu actividad profesional. Así, reducirás el beneficio sobre el que aplicarás el Impuesto sobre la Renta.

NOTA: el importe anual por gastos de difícil justificación no puede sobrepasar el límite de los 2000€.

Gastos de difícil justificación más habituales 

Algunos de los gastos de difícil justificación más frecuentes son los siguientes:

Vehículo

Son los más comunes en los autónomos (ya que casi todos tienen que moverse por motivos relacionados con su actividad económica), pero también los más complicados de probar.

De este modo, a efectos de IRPF, solo te podrás deducir los gastos del vehículo que afecten completamente a tu actividad económica.

Por lo tanto, únicamente podrás deducirte estos gastos si te dedicas a actividades de transporte de viajeros, mercancías, enseñanza de conductores o actividades comerciales:

Suministros de la vivienda

Hay que tener en cuenta que no basta con habilitar una zona de tu domicilio como despacho u oficina.

Así, el artículo 29 de la Ley de IRPF establece que la afectación parcial de la vivienda ha de estar limitada a la parte del inmueble que se use en la actividad de que se trate.

Además, se indica que dicha parte ha de ser claramente visible y su uso para necesidades privadas se debe hacer de forma accesoria y notoriamente irrelevante.

En tal caso, podrás beneficiarte del 30% de deducción de los suministros de la parte proporcional del domicilio que destines a tu actividad profesional.

NOTA: no se puede comprar una silla y un escritorio para trabajar y justificar que es en ese lugar donde se realiza la actividad profesional.

Dietas

Para deducirte los gastos de manutención deberás hacer pagos telemáticos o que la comida se realice en el establecimiento de restauración y hostelería ubicado fuera del domicilio fiscal del centro del trabajo. 

Teléfono móvil

Solo podrás deducirte este gasto si tienes una línea de móvil exclusiva para uso profesional.

Modelo 130 y los gastos de difícil justificación 

La reducción del 5% sobre el Impuesto de la Renta deberás declararla, por lo que es conveniente que esté incluida en la casilla 12 del modelo 130.

Si eres trabajador por cuenta propia, debes presentar el modelo 130 desde el momento en el que te diste de alta.

El motivo es que realizas una actividad económica y el IRPF es el impuesto que recae sobre el beneficio de tu actividad.

NOTA: este impuesto es progresivo, por lo que cuanto más dinero ganes, más tendrás que pagar.

¿Necesitas ayuda para justificar gastos?

Si puedes justificar los gastos de tu actividad económica, podrás deducírtelos. Eso sí, es vital seguir estos consejos porque quizá Hacienda no acepte algunos de los gastos por creer que los has hecho a título personal y no profesional. 

Sea como fuere, si necesitas ayuda para los gastos de difícil justificación y todos los demás trámites que necesites como autónomo, en Asesorae estamos a tu disposición desde tan solo 38€ al mes.

Comparte esta noticia en tus redes